Créditos con ASNEF: ¿Se pueden solicitar créditos rápidos para desempleados?

En la actualidad, esta pregunta no se debe a un detalle menor. Cada vez son más las personas que no tienen empleo –una situación que parece estar cambiando, pero no a la velocidad que el caso amerita-. Por tanto, cada vez son más las personas que no tienen un empleo, pero que requieren de un empujón económico para comenzar a generar ingresos, bien sea emprendiendo cualquier negocio, o bien porque necesitan paliar unas deudas antes de comenzar a trabajar nuevamente.

Son situaciones difíciles, y en cualquier caso extremas, de inicio. Pero eso no significa que las personas con ASNEF y/o que no tengan empleo no puedan acceder a créditos rápidos. Ahora te comentamos lo que se debería hacer.

La constancia de ingresos para los créditos con ASNEF

Tomando como consideración principal que se está en ASNEF, el requisito fundamental para optar por cualquiera de los tipos de créditos con ASNEF es, precisamente, comprobarle a la empresa de microcréditos que está generando ingresos mes a mes. Esto es válido tanto para los que tienen empleos (nómina si eres contratado, facturas o proformas si eres autónomo) como para los desempleados –que pueden colocar su prima por desempleo-.

Con esto, haces constar que puedes asumir la deuda que solicitas y, más aún, que puedes pagarla en los plazos establecidos.

Si eres desempleado pero no estás en ASNEF

Al igual que sucede si estás en ASNEF, debes saber que los montos de los préstamos se reducen circunstancialmente. Y sólo subirán si mantienes un historial crediticio positivo. Debes hacer constar que cobras una prima por desempleo, más no el subsidio –donde otra serie de condiciones aplican y es muy probable que no puedas solicitar un crédito-.

En todo caso, debes siempre tratar de que este crédito sea útil, y, sobre todo, de obligatorio uso. Si no es un gasto urgente ni obligatorio, puedes pasar de esto y tratar de solventar la situación por cuenta propia, sin la entera necesidad de comprometerte o asumir riesgos innecesarios.

Consideraciones generales

Debes saber que los montos a aprobar por parte de cualquier entidad de microcréditos pocas veces ascenderán de los 500 euros. Esto para evitar asumir riesgos altos de impago, sobre todo si estás en ASNEF.

También debes saber que los plazos son cortos, pudiendo nunca superar un mes de duración para que devuelvas el dinero. Es por eso que debes sincerar tu situación y validar la necesidad –o no- de solicitar cualquier línea de financiamiento.